nunca supimos entender los finales de Disney

Las películas de Disney siempre nos mostraron cuentos de princesas con finales felices de casamientos y comiendo perdices.

¿Cómo?. Las perdices no me gustan, prefiero milanesas con puré, ni "polenta con pajarito" ni 8/4.

Como de costumbre el ser humano solo retiene, registra, lo que le sienta cómodo y lo deja satisfecho, por lo que solo pudimos notar que había un "final feliz" y la vida real era otra cosa angustiandonos por ello.
Pero no. Un final no puede ser feliz si es final. Sobre todo si eso viene acompañado de que después no te muestran lo que le sigue al casamiento.
Disney nos está queriendo decir que una vez que te casas se termina el "final feliz y la perdiz", empieza la rutina, el acabose de una vida sonriente.

¿Cómo?. Me parce que no, Disney, FuckOff. Te saqué la ficha.
De nosotros depende que "ayer noche siga siendo hoy por la mañana".

4 comentarios:

Kalab Kalash dijo...

geniaaaaal!

aguante el amor dijo...

grosaaa!
la cajita feliz de Disney,nunca me gusto!.

Hugo dijo...

Las perdices en escabeche son lo más.

Levi dijo...

Kalab, :)

aguante el amor, me copan algunas pelis de disney, pero las empiezo a odiar cuando tiran esa mala onda disfrazada de "felicidad".

Hugo, prefiero puré mixto, voy a empezar a repetir el escabeche.

var _gaq = _gaq || []; _gaq.push(['_setAccount', 'UA-21525161-1']); _gaq.push(['_trackPageview']);